Críticas Óperas


  • Otello

    Ana María Sánchez, quien aprovechó la belleza de la partitura para cantar con delicadeza lineal y gran sensibilidad musical. Su cálida y hermosa voz se adaptó perfectamente al lirismo requerido y terminó por culminar su parte con un impactante `Ave María’.

    Nino Dentici - El Correo
  • Otello

    Ana María Sánchez, hacía por primera vez Desdémona, personaje que, como era de esperar, encarnó de forma magistral, luciendo en todo momento su bella voz, con un buen decir y una perfecta línea que le permitieron trasladar toda la delicadeza y el encanto inherentes a la sposa fedel d’Otello

    José Antonio Solano- Ópera Actual
  • Otello

    El personaje de Desdémona es uno de los que mejor se adaptan a la voz de la soprano alicantina Ana María Sánchez. Las características de su voz son las de una verdadera soprano lírico-spinto verdiana, poseyendo además un volumen vocal que ha ido ganando en amplitud con el paso de los años. La interpretación de su larga escena del cuarto acto fue excelente, realizando los reguladores, los agudos y las medias voces de forma admirable

    Carlos Sáinz Medina- Scherzo
  • La bruja

    Ana María Sánchez de perfecta vocalidad y extraordinaria eficacia escénica en su doble Blanca / Bruja. Especialmente mágicas las intervenciones en “su” acto, el segundo, donde tiene que transformar a la “bestia” en “bella”.

    Ignacio Jassa Haro-Zarzuela.net
  • Norma

    Colma de satisfacción comprobar cómo alguien en quien has creído desde el principio logra diana y triunfa en un papel tan difícil, auténtica piedra de toque. Se trata de una Norma humana, más mujer, más enamorada y madre de sus hijos que sacerdotisa inclemente. La sirve con una voz cálida y con una exposición de los recitativo, absolutamente soberbia, que sólo admiten comparación con los de Callas en sus grabaciones. Se distingue cada palabra y se siente su intención. Grande y merecido triunfo para la que desde este debut ya es la mejor Norma de un presente que enlaza con el pasado de las Milanov y Gignas

    Gonzalo Alonso - La Razón
  • Ildegonda

    Ana María Sánchez que encarnó el papel de la heroína que da nombre a la ópera brilló por su admirable exhibición de facultades canoras. Es además Sánchez una intérprete convincente en lo escénico aun moviéndose como aquí, en el más limitado ámbito expresivo de la interpretación concertante; con esto y con todo, dramáticamente bordó su papel

    Ignacio Jassa Haro - Filomúsica.com
  • Ildegonda

     

    Francisco García Rosado - Ópera Actual
  • Mari Carmen

    Ana Mª Sánchez dio mucho carácter a la protagonista, con una introspección bellamente dibujada en el aria “!Muy contenta¡” del segundo acto

    M.C - Ópera actual
  • Le roi de lahore

    Ana María Sánchez sorteó todas las dificultades de la partitura en arias y dúos, lidiando con tanta facilidad la grandeza orquestal de ciertos pasajes como los pianos de los momentos más líricos

    Juan Antonio Llorente - ABC
  • Le roi de lahore

    La protagonista femenina, Sitâ, fue encomendada a la soprano alicantina Ana María Sánchez, que lució su cálido y aterciopelado centro en los momentos melódicos y supo estar también a la altura en los más comprometidos, así como imponerse a la orquesta, siempre dentro de una tesitura muy exigente

    Rafael Banús - Scherzo
  • Roberto Devereux

    Ana María Sánchez. Difícilmente podrá encontrarse hoy una voz que reúna más cualidades para su personaje: una emisión segura, potente, sobre todo en la zona media y grave y una interpretación de gran capacidad dramática

    Ángel Riego Cué - Filomúsica.com
  • Tosca

    …Nos encontramos ante una voz singular. Su labor representativa es sincera y limpia, sin apoyarse en ningún truco escénico, ni tinte erótico, hoy tan de moda. La voz de la soprano eldense Ana María Sánchez es un verdadero río de sensaciones, ora valientes, ora sugerentes, ora amantes. Sus aguas van a la mar para matrimoniar con el mañana, ya al fundirse azúcar de agua de río y sal de mar, salta la tormenta: truenos, relámpagos, luz de amaneceres, arco iris de ensueños, espuma de salvación…ya no hay pecado, sólo placidez y felicidad en ese paraíso que anhelan las almas nobles, donde Ana María canta levitando hacia allá por donde los astros van. Bendita criatura, esta soprano de la tierra que con su voz de aroma de jazmín y zarzas salvajes nos hace sentir, como ocurrió en el Real, la eternidad

    Rafael Campos de España - La Verdad
  • Tosca

    Con un centro vocal ancho y robusto, más asociable por tanto a la definición instrumental de Tosca, la alicantina Ana María Sánchez fue una Tosca sobre todo muy bien cantada, haciendo valer la opulencia de un timbre único por contornos y coloración, evocando de inmediato atmósferas cantoras cercanas a una opulenta y seductora intérprete de los años cincuenta y sesenta: Renata Tebaldi. Prudente y cuidadosa en los matices de las frases cortas e incisivas, su voz lógicamente se desprendía, tomaba vuelo, en las frases largas de mayor encendido melodismo y proyección

    Fernando Fraga - El País
  • La forza del destino

    La Leonora de la española Ana María Sánchez es de una gran altura. Su voz redonda, cálida y bien conducida es profundamente conmovedora. Su “Madre, pietosa Vergine” y su “Pace, pace” suscitaron un entusiasmo justificado

    Roland de Candé - Opéra International
  • Elektra

    La Crysothémis de Ana María Sánchez: humana, llena de un lirismo que se despliega sin reservas por encima de la orquesta, con un terciopelo en el timbre, una homogeneidad imperturbable en el registro y una satisfactoria proyección del texto

    Arturo Reverter - Opéra International
  • Le villi

    Ana María Sánchez, como Anna, presentó unos recursos encomiables para el papel, destacando la profundidad de su interpretación, la amplitud del caudal canoro y la exquisita musicalidad

    Fernando Sans Rivière - Ópera Actual
  • Un ballo in maschera

    La Amelia de Ana María Sánchez supo dosificar sus fuerzas para ir desarrollando con enorme convicción y entrega su parte vocal, extraordinaria en el dúo del segundo acto y en el aria del tercero “Morrò, ma prima in grazia

    Fernando Sans Rivière - Ópera Actual